Preguntas Frecuentes

Home/Calidad/Preguntas Frecuentes

Un acumulador /batería es un dispositivo eléctrico químico, que convierte la energía química en energía eléctrica y consta de un grupo de células eléctricas que están conectados para actuar como una fuente de corriente continua.
Acumuladores son los elementos individuales de 2 VCC, que cuando se encuentran en bloques forman una batería de acumuladores que pueden ser de 6 VCC, 12Vcc, 24 Vcc, 48 VCC, etc.

Un acumulador se compone de dos electrodos diferentes, un electrodo positivo y un electrodo negativo, que conducen la electricidad, y una tercera sustancia, un electrolito que actúa químicamente sobre los electrodos. Los dos electrodos están conectados por un circuito externo. El electrolito funciona como un conductor iónico para la transferencia de los electrones entre los electrodos.

Se denomina batería abierta a la que esta constituida por elementos que emiten libremente los gases de la electrólisis, motivo por el que se le debe reponer periódicamente el agua consumida en este proceso

Una batería AGM es un acumulador eléctrico de plomo completamente libre de mantenimiento sellada con válvulas de seguridad y presión especial que nunca debes ser abiertas. Sus Separadores/Aisladores de fibra de vidrio se utilizan para absorber casi todos los electrolitos y proporcionar canales para gases de oxígeno que generan el proceso de recombinación gaseosa para evitar la fuga de los gases hidrógeno y oxígeno.

El diseño de la batería de Gel es típicamente una batería sellada que utiliza electrolito en estado gelificado como resultado de mezclar acido sulfurico con una silica para logra un mayor rendimiento de la materia activa de las placas. Las baterías de Gel deben utilizar válvulas unidireccionales en lugar de ventilación abierta, para que se produzca el proceso de precombinación como en el caso de las AGM.
Estas baterías al igual que las del tipo AGM deben cargarse con una baja tensión y autorregulada por temperatura, y trabajar preferentemente en ambientes climatizados, ya que su vida útil es optima si el funcionamiento es entre 20º y 25 ºC.

Este tipo de baterías se fabrican con placas positivas que contienen hidróxido de níquel como elemento activo constituyente y placas negativas que contienen hidróxido de cadmio sumergidas en una solución de hidróxido de potasio en agua destilada con hidróxido de litio como aditivo.
Están disponibles en distintos tamaños y metodologías de descarga, pueden ser de baja, media y alta; los que la hacen para mercados específicos, ya sea iluminación de trenes, aviación, barreras automáticas, etc.

En la batería de Gel se utilizan separadores microporosos, el electrolito no fluye como el líquido normal sino que se encuentra en un estado sólido de buena consistencia, recomendadas para descargas lentas y profundas.
En la baterías de AGM, el Separador/ Aislador es de fibra de vidrio y el electrolito esta absorbido en el mismo, produciendo la electrolisis de la batería, lo que obliga a un mayor control de temperatura de funcionamiento y tensión de recarga. Se utilizan habitualmente en descargas profundas pero de corta duración, como por ejemplo, UPS.

La capacidad nominal de una batería es la cantidad de energía o amperes que puede proveer el acumulador en una descarga, y depende básicamente de tres parámetros esenciales, régimen de descarga (cantidad de tiempo en que se va a utilizar la misma) temperatura de funcionamiento esta directamente ligado al rendimiento de la materia activa de las placas, y la tensión final o de corte que requiera el equipamiento al que se esta alimentando.
Estas condiciones están establecidas en varias normas nacionales e internacionales, como las IEC, IEEE, DIN, BS, JIS, etc. Por ejemplo, en la norma IEC 60896 / Din/ Europeas, las condiciones normalizadas que se fijan para una batería estacionaria son las siguientes: descarga en 10h hasta 1,8 VPC (Volt por celda) a una temperatura ambiente de 20ºC. En cambio en la norma IEEE 450, las condiciones para el mismo producto son 8h hasta 1,75 VPC a 25ºC. En las baterías monoblock de 6 y 12 VCC para uso en UPS, Centrales de comunicaciones privadas, iluminación de emergencia, etc., la descarga se normaliza para un tiempo más largo de 20hs, a 1,75VPC y 25ºC

En los últimos años, sin embargo, cada vez más, la capacidad de las baterías se especifica también en Wh (Watt x hora). Esto se debe a la aparición de los equipos UPS, que mantienen en operación no interrumpida a equipos informáticos. Dado que una UPS debe entregar una determinada potencia, es razonable que la batería que la alimentará también se especifique de esa manera. Las descargas en Wh suelen darse para tiempos inferiores a una hora partiendo desde 5 minutos.

Todas las baterías tienen una autodescarga propia según cada tecnologia. La tasa de autodescarga depende tanto del tipo de batería y a la temperatura de almacenamiento. Para ello se debe consultar al proveedor cual es la misma según la tecnología y la temperatura de almacenamiento.

Todas las baterías de plomo-ácido experimentan autodescargas a circuito abierto. El resultado es que se disminuye el voltaje y también la capacidad.
Durante el almacenamiento, por favor tenga en cuenta:
• La tasa de autodescarga está relacionada con la temperatura ambiente.
• El grado de la autodescarga es menor cuando la temperatura es más baja, y mayor en altas.
• El lugar de almacenamiento debe estar limpio, seco y ventilado.
• Para evitar daños permanentes a la placa causada por autodescarga, las baterías deben estar completamente cargadas.
• Durante el almacenamiento, si el voltaje de circuito abierto es inferior a 2.10V las baterías debe ser cargadas antes de usarlas. Si se han almacenado durante tres meses se debe adoptar el método de recarga de ecualización

La sulfatación es la formación o el depósito de sulfato de plomo en la superficie y en los poros del material activo de las placas de plomo de las baterías. Si la sulfatación llega a ser excesiva y forma cristales grandes en las placas, la batería no funcionará en forma eficiente y puede que no funcione en absoluto. Causas comunes de sulfatación de la batería se producen cuando están mucho tiempo en una condición descargada, operando a temperaturas excesivas y prolongadas debajo o sobre la carga.
Esta palabra que se usa con distintos significados algunas veces crea confusión:
La sulfatación formada durante el proceso de descarga es natural y no una fuente de problemas
Este sulfato fino cristalino es fácilmente reducido por la corriente de carga
La sulfatación es producida por abusos:
• Al dejar la batería descargada
• Ajustando el flote a un valor mas bajo en relación con la temperatura
• Llenando las celdas con electrolito cuando se debería haber usado agua
• Llenando las celdas con agua no des-ionizada
• Operando la batería a excesiva temperatura persistente en la carga

Mientras que las baterías VRLA aceptan una carga sin inconvenientes dentro de los parámetros del fabricante debido a su baja resistencia interna, las mismas se dañarán por una sobrecarga, reduciendo la capacidad y acortando su vida útil.
La sobrecarga es especialmente perjudicial para cualquier batería VRLA debido al diseño sellado, secando el electrolito por conducir el oxígeno y el hidrógeno de la batería a través de las válvulas al exterior.
Si una batería está poco cargada, una capa de sulfato se acumulará en la placa positiva, actuado como una barrera para la recarga. También puede ocurrir desprendimiento prematuro de materia activa de la placa. Todos estos factores, reducen la capacidad y acortan su vida útil.
Es fundamental que se utilice un cargador que limite la tensión. Y que se compense por temperatura para el perfecto funcionamiento de las baterías.
Por lo tanto se deben evitar las sobrecargas, ya que estas generan:
• Perdida de la energía.
• Perdida de la concentración del electrolito.
• Alteración del material activo por efecto mecánico.
• Corrosión importante de las grilla positivas.
• Deformaciones de vasos contenedores.
• Posibilidad de apertura de válvula de seguridad y/o explosión.

Todas las baterías de ácido plomo sellada tienen autodescarga. Si la pérdida de capacidad debido a la autodescarga no es compensada por recarga, la capacidad de la batería puede ser irrecuperable. La temperatura también juega un papel determinante en la vida útil de una batería, especialmente en las selladas de VRLA. Cuando las baterías están almacenadas en áreas donde la temperatura varía, la autodescarga puede aumentar considerablemente. Revise las baterías cada tres meses o menos y si es necesario.

Un ciclo de una batería es una descarga de su capacidad completa al 80% del DOD y una recarga completa al 100%. De esta manera se determina la vida útil de una batería y se conoce qué cantidad de ciclos pueden entregar a distintos porcentajes de descarga.

Las baterías de plomo ácidas son 100% reciclables. El plomo es el metal más reciclado en el mundo hoy. Los envases de plástico y tapas de baterías son neutralizadas, reciclados y utilizados en la fabricación de baterías del tipo automotor. El electrolito puede ser procesado para aplicaciones de reciclado de aguas residuales. El contenido de sulfato es eliminado como sulfato de amonio y utilizado en fertilizantes. Los separadores se utilizan a menudo como fuente de combustible para el proceso de reciclaje.

• Tensión nominal
• Autonomía requerida
• Consumo por hora en Amper o Watt
• Tensión minima final
• Rendimiento del equipo
• Temperatura de funcionamiento
• Ubicación de la batería.